El pasado 25 de julio los Técnicos de Tecyrsa visitaron conjuntamente con su cliente Tragsa, el Túnel de Ambrosero, en Beranga, Cantabria, con el fin de poner en marcha las próximas actuaciones de rehabilitación del citado túnel.

Esta obra, en su segunda fase, consiste en la impermeabilización de la parte inicial y final del túnel mediante el empleo de lámina de polietileno tanto en hastiales como en bóveda reforzada con flejes de acero inoxidable y un refuerzo estructural para el aumento de gálibo 4,20 metros de ancho y 5,10 metros de alto, lo preciso para habilitarlo para su posterior electrificación.

Este refuerzo precisa de una protección previa de los hastiales y bóvedas mediante una malla electrosoldada y el empleo de una serie de cerchas cada metro, arriostradas entre sí mediante perfiles metálicos fijados mediante spits ó pernos.

Para mejorar el trasdós, se realizarán perforaciones de 50 mm de diámetro y 2 metros de longitud y posterior inyección de lechada de cemento.

Tras la oportuna excavación para alcanzar el gálibo deseado, se colocarán cerchas con perfiles HEB de 120 y se arriostrarán con perfiles IPN 80, las chapas Bernold soldadas a las alas de los HEB que servirán de encofrado perdido para el posterior hormigonado, finalizando con un gunitado de 3 cm recubriendo todo el sistema.

La actuación se realizará a lo largo de 10 meses en una longitud de túnel de casi 500 metros, dejando todos los días después de los trabajos la vía libre para la circulación de trenes, lo que supone un importante reto para Tecyrsa por el despliegue de medios materiales y humanos precisos para sacar adelante un complejo proyecto de gran responsabilidad y envergadura.

 


Fotos de la actuación

Haga clic para ampliar la imagen