Rehabilitación de Túneles ¿Cuales son los defectos estructurales de los túneles?, ¿Como procederemos a su reparación? En esta entrada empezaremos a responder a estas dos preguntas, que veremos en sucesivas entregas de este blog

El problema más importante en los túneles es la filtración de aguas subterráneas, ante estas filtraciones o la agresividad de los suelos, si no las controlamos acelerara el deterioro del revestimiento del túnel, y los procesos de corrosión de las armaduras.

Por tanto deberemos solucionar esta problemática mediante la ejecución de una serie de medidas correctoras. Las técnicas y materiales, junto con su correcta ejecución, marcarán la diferencia a la hora de proteger la estructura. Estas actuaciones pueden complicarse cuando debemos compatibilizar los trabajos de reparación con la actividad diaria del túnel, especialmente en los túneles ferroviarios, obligándonos a realizar los trabajos en la mayor parte de los casos en horario nocturno y con ventanas de trabajo cortas. Existen distintas alternativas para lograr este objetivo, entre las más utilizadas, destacan las membranas de PVC, membranas asfálticas, hormigones con aditivos y la inyección de resinas impermeables. Para corregir la filtración de las aguas actuaremos tratando el terreno fuera del túnel o bien sellando el revestimiento existente. El producto utilizado dependerá de las características químicas del agua, así como de los materiales que componen el túnel y su entorno geológico.

La primera actividad que debemos realizar es la inspección del túnel e identificación de los diferentes daños, realizando un recorrido minucioso aportando fotografías y describiendo estos de una forma clara, así como su ubicación.

los defectos del túnel que normalmente causan fugas son juntas de construcción, juntas de revestimiento, y las grietas del revestimiento La forma más común para sellar un revestimiento del túnel consiste en inyectar una sustancia química o lechada de cemento La lechada se puede aplicar a la parte exterior del túnel para crear una «ampolla» que sella la fuga, cubriendo la zona afectada con lechada. La selección de la lechada dependerá de la afluencia de agua subterránea y propiedades químicas del suelo y agua, como indicábamos anteriormente. El método más común de sellado de grietas y articulaciones que se fuga es inyectar una lechada de partículas químicas directamente en la grieta o junta. Esto se logra mediante la perforación con taladros en un ángulo de 45 grados a través de la grieta o junta afectada. Los taladros están espaciados alternativamente a cada lado del defecto a una distancia igual a 1/2 del espesor del elemento estructural. Los agujeros de perforación interceptan la grieta y serán en el camino para la inyección de la lechada en el la grieta. Todos los taladros se debe lavar con agua para limpiar los escombros del agujero y para limpiar los lados de la grieta o junta antes de la inyección para asegurar la correcta adherencia de la lechada al hormigón

La selección de la lechada depende de la anchura de la grieta, del contenido de humedad, y el potencial de circulación del agua dentro de la grieta o junta. Para las articulaciones sólo la lechada química es adecuada. El movimiento de la junta o grieta romperia cualquier lechada y haria que la fuga volviera a aparecer. El componente reactivo del poliuretano es la lechada más eficaz para el sellado de la profundidad total de grietas y juntas que tienen la humedad presente dentro de la grieta o junta. Si la humedad es estacional y está seco en el momento de la reparación una lechada hidrófila puede ser adecuada. Cuando se utiliza una lechada hidrófila, el agua debe ser introducida en la grieta para que tenga efecto catalizador. Las lechadas hidrófobas tienen un agente catalizador inyectado con la lechada química o premezclada en la lechada antes de su inyección.

En casos donde la grieta no es tiene movimiento y está seco en el momento de la reparación una lechada epoxi puede ser inyectada en la grieta. Las lechadas más comunes usadas para el sellado de grietas en los revestimientos del túnel son los poliuretanos y acrilatos.